viernes, 9 de enero de 2015

BIG DATA Y RECURSOS HUMANOS

¡HOLA DE NUEVO!

¿Conoces el Big Data? Está muy asociado al marketing, pero ¿sólo es útil para ellos?, ¿cómo profesional de recursos humanos estás seguro de que no tendrás que manejarlo?

El Big Data es la acumulación de datos a raíz de las búsquedas de las personas, sus comentarios, sus post, su uso de las redes sociales, sus compras, sus webs visitadas, sus hábitos de consumo,… en base a toda esta información recogida se establecen correlaciones y se predeterminan conductas. Para las marcas se abre un amplio abanico de posibilidades, pero ¿sólo para ellas?


El Big Data permite a las empresas saber de ante mano las necesidades reales del público objetivo. Esto les da tiempo para actuar en el momento concreto en el que el público es más receptivo y, por lo tanto, el mensaje publicitario será mejor acogido. Eso en cuanto a marketing, sin embargo, ya hay otras áreas que lo están utilizando. El análisis de datos permite a los cuerpos de seguridad de un país detectar amenazas, se extraen datos que influyen en la obtención de la libertad condicional de los presos, datos que también se utilizan en bancos y sanidad ¿y por qué no recursos humanos?

Hemos explicado que el Big Data es el cruce de datos para la anticipación de tendencias, de posturas, emociones,… ¿y cómo afecta esto a los recursos humanos? En varios factores. A través de las tendencias puedo conocer si una determinada profesión es más o menos demanda en el mercado de trabajo, si existe un determinado volumen de perfiles profesionales óptimo…. de esta forma podemos utilizar estas tendencias para ubicar nuestra empresa en una determinada zona, definir nuestra política retributiva o diseñar los planes de crecimiento de nuestro negocio sabiendo de la existencia de personas interesadas en trabajar en una determinada área de la empresa.

El conocimiento de las tendencias permite también interpretar los movimientos que puede realizar nuestra empresa. Esta información, desde el punto de vista estratégico, es clave para que un negocio de una respuesta en el mercado. Esta respuesta puede conllevar una toma de decisiones en el ámbito de los recursos humanos como la planificación de la formación y la incorporación a la empresa de determinados perfiles profesionales.

De hecho, los datos de demanda y consumo que nos proporcione el Big Data nos pueden alertar de que hay una tendencia de crecimiento de compra de un producto o servicio concreto. Un servicio o producto que tú estás ofreciendo y que, en base a estos datos, tendrás que plantearte si quieres incrementar su producción. Esto supone una reorganización de personal o un incremento del mismo.
El Big Data puede suponer muchos avances en cuanto anticipación, es decir, en cuanto a que las empresas estén preparadas para los cambios, cada vez más constantes, que sufre la sociedad actual en cuanto a demanda, tecnología, consumo, formación, producción,…

Otra de las funciones de todo profesional de recursos humanos es mantener motivados a los trabajadores. Además de que aumenta su productividad, el empleado es un gran representante de la marca por lo que el hecho de que esté contento es relevante. El big data se erige como una gran fuente de información en donde investigar qué es lo que demanda nuestro personal. Sí, no tratará de manera concreta las de nuestros empleados, pero nos dará la visión de lo que demandan las personas que trabajan de cara a la venta al público, profesores, comerciales,… veremos lo que demandan los colectivos de un área en base a sus comentarios y acciones en internet. Esos datos podremos extrapolarlos a nuestro personal para cubrir esas necesidades nacientes y que estén satisfechos en sus puestos de trabajo.

Un ejemplo más concreto es la tendencia a trabajar en espacios abiertos o volver a los espacios cerrados. Esta decisión podría tomarse a través de los datos recogidos por el big data de los comentarios de los trabajadores de todo el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario